Amortiguador defectuoso: síntomas, causas y cambio

Los amortiguadores juegan un papel fundamental en la conducción, tanto en lo que corresponde a la comodidad como en lo relativo a la seguridad. Te explicamos cómo detectar un amortiguador averiado, cuáles pueden ser las causas de que esté defectuoso y cómo cambiar los amortiguadores.

Función y tipos de amortiguadores

¿Cómo funciona el amortiguador?

El amortiguador es un componente esencial y relevante para la seguridad de tu vehículo, que junto con el muelle forma una conexión continua entre la suspensión de la rueda y la carrocería. Sirve para reducir las vibraciones y compensa las irregularidades de la superficie de la carretera para que tu coche no empiece a oscilar. En los coches modernos y potentes con altas velocidades finales, la tecnología de los chasis se ha convertido en un importante foco de desarrollo.

En teoría, el término amortiguador sería incorrecto porque este componente tiende a reducir las vibraciones generadas durante la conducción: en otras palabras, es un “amortiguador de vibraciones”. Esto ocurre en el propio amortiguador a través de una conversión de energía. En el amortiguador se produce así un proceso en el que los pasajes de la válvula frenan el aceite en el pistón por el movimiento del pistón del amortiguador hasta tal punto que la vibración del resorte se limita al nivel correcto desde el principio. Así se evita que tu coche se balancee o rebote. 

Cuando se pasa por encima de un obstáculo, como un bache, lo primero que se requiere es el muelle para compensar, pero este no debe ser entorpecido por el amortiguador, que se comprime durante este proceso (etapa de compresión). Ahora es cuando el muelle se relaja de nuevo lo más rápido posible, pero en esta fase debe ser frenado en su movimiento por el amortiguador que se está separando (rebote). Dependiendo de las condiciones de la carretera, la velocidad y la temperatura exterior, el aceite y por lo tanto también el amortiguador puede calentarse hasta 120 °C debido a la carga térmica. 

¿Qué tipos de amortiguadores de coche existen?

Cuanto más complejos y elaborados sean los sistemas de suspensión, mayores serán las exigencias en la interacción de los amortiguadores. Los muelles helicoidales se caracterizan por una baja fricción inherente, lo que hace que los elementos de amortiguación sean extremadamente importantes para la seguridad de la conducción. Distinguimos entre amortiguadores de presión de gas y amortiguadores de presión de aceite.

Amortiguador de Eibach
Los muelles de suspensión (aquí del eje trasero) tienen una enorme tensión y solo deben ser retirados o instalados por profesionales.

Los amortiguadores de presión de aceite solían ser instalados de fábrica, pero tenían una gran desventaja: el aceite con sus componentes de gas tendían a hacer espuma durante la amortiguación. Cuanto mayor era la distancia de conducción, más disminuía la fuerza de amortiguación del amortiguador, ya que las diferencias de presión se acumulaban en el propio amortiguador. El resultado es un menor rendimiento de la amortiguación y, como consecuencia, un menor agarre a la carretera de las ruedas del vehículo. 

Este problema no se produce con los amortiguadores de presión de gas. En estos, el componente de nitrógeno evita desde el principio la formación de espuma en el aceite del amortiguador, ya que el gas del aceite ya no se puede disolver bajo la presión del nitrógeno y no se forman más burbujas. Incluso bajo carga máxima o largos tiempos de conducción, la espuma del aceite es imposible y se mantiene la exacta afinación del chasis.

Amortiguadores defectuosos

Causas del desgaste de los amortiguadores

Los amortiguadores pierden gradualmente su función debido al estrés al que están expuestos diariamente. La vida útil de los amortiguadores puede variar enormemente (60.000 a 200.000 kilómetros) y depende de muchos factores:

  • La suciedad, la humedad o la sal del camino
  • Larga vida útil del coche
  • Fugas no detectadas
  • Grandes cargas de manera regular
  • Persistentes malas condiciones de la calzada
  • Estilo de conducción deportiva (aquí los sellos del vástago del pistón se desgastan más rápido)
Stoßdämpfer kaufen
  • Ahorra hasta el 80%
  • Asesoramiento profesional de mecánicos
  • Compara ofertas y compra en una web
Encuentra amortiguadores aquí 

¿Cómo reconocer amortiguadores gastados?

A menudo, los amortiguadores defectuosos o gastados pasan desapercibidos porque están sujetos a un desgaste gradual, que el conductor apenas nota debido a sus hábitos. Con los amortiguadores en malas condiciones, por ejemplo, la probabilidad de que se produzca un vuelco en situaciones peligrosas aumenta considerablemente. Las siguientes señales pueden indicar fallos en el amortiguador:

  • Balanceo posterior durante la conducción después de un desnivel en carretera 
  • Crujidos/chirridos cuando se pasan por baches o en las curvas
  • Fuga/humedad debido a la fuga de aceite del amortiguador
  • Aumento del desgaste de los neumáticos o desgaste irregular de los mismos
  • El coche se inclina mucho hacia el morro al frenar o se inclina hacia atrás acelerar
  • Aumento de la sensibilidad al viento cruzado
  • Aquaplaning

¿Cuáles son los peligros del desgaste de amortiguadores?

  • Fatiga en el conductor debido a la disminución del confort
  • Menor agarre en curvas
  • Engaño en el sistema ABS si las ruedas no tocan el suelo
  • Mayor distancia de frenado
  • En caso de arrastrar una caravana existe un mayor riesgo de control
  • Mayor posibilidad de derrape con calzada mojada

¿Cuánto tiempo puedo seguir conduciendo con un amortiguador averiado?

Por razones de seguridad, lo mejor es cambiarlos cuanto antes ya que representan un gran peligro para la seguridad.

Cambiar amortiguadores delanteros

¿Cuándo y con qué frecuencia cambiar los amortiguadores?

No se puede hacer una afirmación categórica. Las causas de fallos en un amortiguador son principalmente el desgaste relacionado con el kilometraje, los daños en la carretera, la fatiga del material, la carga incorrecta o un accidente. Por regla general, el amortiguador tiene fugas con el tiempo, lo que se nota por un lado por el ruido y por otro por un comportamiento de conducción claramente deteriorado.

¿Cambio únicamente el amortiguador defectuoso de un lago o los dos del eje?

Los amortiguadores dañados o defectuosos siempre deben ser reemplazados en pares por eje. La razón de esto es que el amortiguador nuevo tiene un mejor perfil de rendimiento que el antiguo. Si solo se reemplaza un amortiguador por eje, la consecuencia puede ser un comportamiento de conducción inestable y un deterioro de la seguridad vial. 

¿Cuánto cuesta un cambio de amortiguador en el taller?

En este apartado encontrarás un cálculo de los costes aproximados. Se trata de valores medios ya que, en casos individuales, puede haber fuertes desviaciones en los salarios por hora o en los costos de los materiales (por ejemplo, en el caso de los amortiguadores controlados electrónicamente). Sin embargo, si tienes conocimientos sobre mecánica, te podrás ahorrar mucho dinero al cambiar los amortiguadores tú mismo.

Trabajo/MaterialAmortiguadores delanterosAmortiguadores traseros
Ambos amortiguadoresDe 100€ a 400€De 60€ a 250€
Tiempo de trabajo para instalaciónDe 1 a 2 horasDe 1 a 2 horas
Coste de tiempo de trabajoDe 50€ a 400€De 50€ a 400€
Coste totalDe 150€ a 800€De 110€ a 650€

11 pasos para instalar amortiguadores nuevos: instrucciones paso a paso

Importante 

Solo los manitas o los expertos en mecánica deben atreverse a quitar el amortiguador. Los resortes del amortiguador están fuertemente tensados. Si tal resorte salta hacia ti, pueden producirse graves lesiones (¡peligro de muerte!).

Lo ideal es que tengas a tu disposición una plataforma elevadora. La plataforma elevadora te permite trabajar con tu coche a la altura de los ojos. Si vas a en un taller o box de alquiler no sólo tendrás a tu disposición otra persona competente para responder a tus preguntas, sino también las herramientas necesarias.

Asegúrate siempre de instalar amortiguadores equivalentes con tu coche. Entre los principales fabricantes de amortiguadores encontramos Bilstein, Sachs, Koni y Monroe.

  1. Eleva el vehículo y quita las ruedas del eje respectivo.
  2. Desconecta todas las líneas (por ejemplo, para los sensores/líquido de frenos) del amortiguador (también puede ser necesario retirar los estabilizadores).
  3. Afloja los tornillos sobre el amortiguador del cojinete de la cúpula, pero no los quites todavía.
  4. Retira la conexión de tornillo inferior del amortiguador que se encuentra en el soporte de la rueda / muñón del eje.
  5. Retira la conexión de tornillo superior del cojinete del puntal del paso 3 y empuja hacia abajo el eje del portador de la rueda/eje, retira el amortiguador incluyendo el resorte espiral (colectivamente conocido como amortiguador) hacia abajo. Asegúrate de que el eje de la columna esté apoyado de manera que ninguno de los cables se dañe al colgarlo.
  6. Comprime el resorte espiral viejo con un compresor de resorte, afloja el cojinete de soporte del puntal, quita el amortiguador, las almohadillas de goma y la cubierta de polvo.
  7. Desliza el juego de protección contra el polvo en el amortiguador, coloca el cojinete de soporte de la pierna de resorte y apriétalo según las instrucciones del fabricante, luego suelta cuidadosamente el compresor de resorte.
  8. Para instalar el amortiguador, presiona el soporte de la rueda/eje, inserta el nuevo componente y fija los pernos superiores e inferiores.
  9. Con una llave dinamométrica, atornilla la posición inferior del amortiguador al soporte de la rueda/eje del eje de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  10. Devuelve los cables previamente retirados a sus posiciones y soportes originales (o clips).
  11. Monta las ruedas y apriétalas con la llave dinamométrica (¡observa las instrucciones del fabricante!) y levanta el carro.
Consejo 

Infórmate de antemano sobre las características especiales de tu coche, por ejemplo, sobre los pares de apriete de los tornillos que hay que aflojar, las ranuras especiales/tornillos guía o el control de nivel para vehículos con faros de xenón (éste se encuentra en los trapecios y puede ser fácilmente destruido por accidente si el sensor no se afloja de antemano).

A propósito: recomendamos reemplazar las piezas viejas como el cojinete de la cúpula, el manguito de protección contra el polvo o el resorte al mismo tiempo que se cambia el amortiguador. Además, se debe realizar una alineación de los ejes después de cambiar los amortiguadores. 

¿Cómo reconocer un amortiguador averiado?

Cuando se reconocen fugas de aceite o daños, así como cuando se experimenta una conducción desequilibrada o vibraciones. También se pueden escuchar chirridos. Si se puede hundir el coche hacia mientras está parado y se balancea hacia atrás, también habrá una avería.

¿Cuánto dinero cuesta cambiar los amortiguadores?

Se puede estimar hasta 800€ para el eje delantero y 650€ para el trasero. Estos precios son orientativos ya que los costes pueden variar dependiendo de los amortiguadores instalados.

¿Se puede cambiar un amortiguador en solitario por eje o tengo que cambiar los de los dos lados?

Los amortiguadores defectuosos siempre deben ser reemplazados en pares por eje ya que así no se descompensará el vehículo y tendrá así más estabilidad.

¿Por qué se desgastan los amortiguadores?

Un estilo de conducción deportivo, cargas pesadas o las malas condiciones de la carretera son factores que favorecen un desgaste más rápido. Pero las condiciones climáticas externas como la suciedad de la carretera, la humedad o la sal que se echa contra el hielo también influyen en la esperanza de vida de los amortiguadores.


Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.