Chirrido en los frenos del coche: causas

Si se producen ruidos al frenar, como una especie de chirrido, deberías actuar lo antes posible y averiguar cuál es el problema. Las causas pueden ser inofensivas, pero a largo plazo también pueden provocar problemas en el rendimiento de los frenos. A menudo, podrás solucionar el problema con los frenos tú mismo.

En pocas palabras:

  • Las causas frecuentes del chirrido de los frenos son la suciedad y el óxido. También pueden chirriar los frenos cuando no se ha hecho un buen rodaje de las pastillas de freno o cuando estas son de baja calidad.
  • El chirrido en los frenos se produce a menudo después de cambiar los frenos y en condiciones de humedad. Cambiar un neumático no causa chirridos, pero puede causarruidos.
  • Limpiar el sistema de frenos, pulir los bordes de las pastillas de freno o sustituir las pastillas y los discos de freno puede ayudar a evitar el chirrido de los frenos.

¿Por qué se producen chirridos en los frenos?

Polvo y sucierdad en las pastillas de freno

Si no has conducido tu coche durante un tiempo, el polvo y la suciedad se depositarán en las pastillas de freno. Podrás quitar el polvo de las pastilas de freno con unos cuantos frenados cortos y cuidadosos cuando conduzcas. Así se limpiarán solos los frenos.

Disco de freno oxidado

El óxido también puede ser responsable del chirrido de los frenos. Al igual que con los discos de freno sucios y con polvo, el óxido aparece cuando los discos han tenido una vida útil larga. En el caso de que se presenten películas de óxido, desaparece con el tiempo. Sin embargo, si los discos de freno tienen un borde oxidado sobre el que se apoya la pastilla de freno, es inevitable que se desgasten y que con el tiempo se tengan que cambiar los discos de freno.

Frenos sucios con aceite o grasa

Pasta antichirrido para frenos

El aceite y la grasa no tienen cabida en el sistema de frenos. Como mucho solo se aconseja el uso de pasta cerámica o pasta antichirrido en los lugares correctos. Esta pasta asegura una interacción óptima de los componentes del freno para que no se produzcan ruidos. La pasta de cerámica también se llama pasta para montaje y desmontaje de tornillos. Esta pasta es resistente a la abrasión y evita que el sistema de frenos se pegue.

Frenos no rodados correctamente

Después de un cambio de pastillas y discos de freno, hay que hacer un buen rodaje de frenos. Un estilo de conducción suave durante los primeros 500 kilómetros ayudará a que se asienten los diferentes elementos del freno. Un exceso extra en los frenos, por otra parte, hace que las superficies de fricción se desgasten de manera diferente, lo que puede llevar a un chirrido permanente.

Pastillas de frenos cristalizadas

Un sobrecalentamiento masivo también puede hacer que los frenos chirríen. Por lo general, un frenado prolongado y el frenado de emergencia son responsables de que los discos de freno se tornen azules y de que las pastillas de freno se cristalicen o se vuelvan vidriosas. Dado que este tipo de cristlización significa que prácticamente ya no hay ningún coeficiente de fricción, los frenos comienzan entonces a chirriar. En este caso, se deberá recitificar o reemplazar las pastillas de freno. Para estar seguros, se deberá revisar el disco de freno y cambiarlo si es necesario. Las pastillas de freno desgastadas no son una causa de chirrido de los frenos, pero en casos extremos pueden provocar un ruido de rechinar (podrás leer sobre esto más adelante).

Pastillas de freno no correctas o baratas

Usar pastillas de mala calidad no es una buena solución, aunque puedas ahorrar mucho dinero al principio. En otro orden de cosas, si los discos y las pastillas de freno no son las correctas y no encajan perfectamente, no sólo puede producirse un chirrido, sino también una mala línea de freno. Esto puede tener consecuencias fatales para la seguridad de los pasajeros y de otros usuarios de la carretera.

Discos de freno perforados y rayados, pastillas de cerámica

Debido a su diseño, los discos de freno perforados y rayados tienden a chirriar más que los discos de freno con una superficie de frenado lisa. Esto se debe a que los agujeros o ranuras hacen que la superficie de contacto de las pastillas de freno no sea plana. Esto causa vibraciones que provocan los molestos chirridos. Las pastillas de freno de cerámica intensifican aún más este efecto. Con los frenos deportivos, el chirrido es aceptado porque este tipo de freno no se trata de comodidad, sino puramente de potencia de frenado. En el tráfico normal, sin embargo, el chirrido de los frenos no es tan bienvenido.

Causas de chirrido en los frenos: ¿cuándo hacen ruido?

Chirrido de frenos al frenar

Si los frenos chirrían durante la frenada, lo que pasa es que las pastillas de freno no entran en contacto con los discos de freno de manera correcta. A menudo, el polvo de freno adherido a los discos de freno es responsable de ello, pero también una arista en el disco de freno puede hacer que las pastillas de freno entre en contacto con ella y que chirríe durante la frenada.

Chirrido de frenos tras cambiar pastillas o discos de freno

Si hay una incorrecta instalación de alguno de los elementos del sistema de frenos, es posible que se produzcan chirridos. Por ejemplo, en el caso de que los discos de freno no hayan alcanzado todavía la dimensión mínima, a menudo solo se cambian las pastillas de freno. En este caso es esencial lijar los bordes de las pastillas de freno, de lo contrario rozarán desagradablemente contra el disco de freno. También es importante utilizar pasta cerámica o antichirrido en las superficies de contacto de las pastillas de freno, la pinza y el soporte de la pinza.

Chirrido de los frenos cuando llueve o hay agua en la carretera

En este caso hay agua acumulada en el sistema de frenos. Habitualmente, el chirrido se produce inmediatamente después de que empiece a llover o nevar. Después de las primeras maniobras de frenado y cuando el freno tenga de nuevo la temperatura adecuada, el chirrido debería desaparecer.

Rechinamiento o ruido de molinillo en los frenos

Lo que a veces se describe como chirrido después de un cambio de neumático es en realidad un rechinamiento y el cambio de neumático en sí no tiene nada que ver. El chirrido se produce cuando la chapa protectora contra salpicaduras se dobló durante el cambio de neumático y ahora rechina en el disco de freno. La solución es simple: se debe doblar la chapa para que recupere la forma anterior.

A veces se puede oír un ruido metálico en los frenos, que se describe como chirrido. Si este rechinamiento ocurre continuamente mientras se conduce y el disco de freno se ha puesto azulado o rojo brillante, entonces es muy probable que el pistón del freno esté atascado en la pinza de freno. En este caso deberás parar inmediatamente y remolcar tu coche al taller más cercano. Tendrás que cambiar la pinza de frenoen este caso aunque, a veces, ayuda cambiar el juego de juntas y lijar el pistón.

Si el rechinamiento ocurre sólo durante el frenado, entonces nos encontramos ante una pastilla de freno desgastada. En este habrá que ir al taller y reemplazar los discos y pastillas de freno.

¿Qué hacer contra el chirrido de los frenos?

A veces basta con limpiar el sistema de frenos y recubrirlo con pasta cerámica o pasta antichirridos:

  • Eleva el coche y desbloquea el volante.
  • Retira la pinza de freno (importante: no dejes que la pinza de freno cuelgue, sino que es mejor engancharla en el resorte, de lo contrario se pueden producir daños en la manguera de freno).
  • Retira las pastillas de freno y comprueba si el disco de freno tiene óxido, rayazos y suciedad. En caso de óxido (no hay película de óxido) y rayazos, se deberán cambiar los discos de freno.
  • Limpia el disco de freno y la pinza de freno con limpiador de frenos.
  • Cepilla el soporte de la pinza de freno y las placas antichirrido con un cepillo de alambre y luego aplica pasta cerámica o pasta antichirrido.
  • Si está presente, saca los pasadores de guía del soporte de la pinza de freno, límpialos y vuelve a engrasarlos.
  • Limpia las pastillas de freno de la parte trasera con un cepillo de alambre y lima los bordes.
  • Vuelve a instalar las pastillas de freno y aplica pasta cerámica o pasta antichirrido a la superficie de contacto de la pinza de freno.
  • Monta la pinza de freno, rueda arriba y abajo, no te olvides de frenar con cuidado.
Soporte de pinza de freno y pasta antichirrido
Pasta antichirridos en el soporte de la pinza de freno …
Pastilla de freno y pasta antichirrido
… y en la pastilla de freno en la superficie de apoyo para el soporte de la pinza de freno

Pero incluso el desgaste normal requiere cambio de vez en cuando. Normalmente, los discos de freno y las pastillas de freno se reemplazan juntos. Pero si el disco de freno sigue estando en buenas condiciones y sólo quieres cambiar las pastillas, es necesario medir el grosor del disco de freno con un micrómetro exterior y compararlo con la nueva y mínima dimensión del disco de freno. Si no se ha alcanzado todavía la mitad de la diferencia entre las dimensiones nuevas y las mínimas , sólo se podrá sustituir el revestimiento de los frenos, siempre que el patrón de contacto de los discos de freno esté bien no tenga ningún borde de óxido o ranuras en la superficie de rodadura. Si la dimensión real del disco de freno está más cerca de la dimensión mínima que de la nueva dimensión, se debe reemplazar también el disco de freno.

Si el chirrido se debe a que los componentes no encajan entre sí (no pasa a menudo), se deben cambiar los discos y pastillas de freno por piezas de repuesto de alta calidad.

Conclusiones

El chirrido de los frenos es molesto, pero en la mayoría de los casos se puede solucionar rápidamente. En cualquier caso, deberías escuchar a tu coche mientras conduces. No importa si se trata de un chirrido o un rechinamiento en el sistema de frenos, por su propia seguridad y la de los pasajeros y otros usuarios de la carretera, debe encontrar la causa de un chirrido lo antes posible y reparar la avería.

Preguntas frencuentes

¿Por qué chirrían los frenos del coche?

Las causas frecuentes del chirrido de los frenos son la suciedad y el óxido, los frenos que no han sido bien rodados o cristalizados o las pastillas de freno inferiores.

¿Es posible seguir conduciendo cuando los frenos chirrían?

Al principio sí, pero hay que llegar al fondo del problema lo antes posible. Si, por el contrario, se oye un ruido metálico al conducir o frenar, puede deberse a un pistón de freno atascado o a unas pastillas de freno completamente desgastadas. En este caso no deberás seguir conduciendo, sino remolcar tu coche al taller más cercano.

¿Qué puedes hacer contra el chirrido de los frenos?

A veces es suficiente con limpiar el sistema de frenos completamente. A menudo también ayuda lijar los bordes de las pastillas de freno. Si los discos y las pastillas de freno no encajan o están desgastados, se deben cambiar.

¿Qué significan los ruidos de rechinamiento al frenar?

Los ruidos de molienda pueden provenir de la chapa protectora, del pistón del freno y de las pastillas de freno. Si las pastillas de freno se usan hasta el final, se puede oír un ruido de roce al frenar. Si el pistón del freno está atascado, se puede oír el rechinamiento constantemente, no sólo durante el frenado. En ambos casos se debe llevar el coche al taller. Si el ruido proviene de una chapa protectora doblada, también la oirás constantemente. Simplemente la tendrás que doblar para que vuelva a su lugar.

Bremsscheiben kaufen
  • Primeras marcas: Brembo, ATE, Ferodo y más
  • Asesoramiento mecánico
  • Compara precios de centenares de vendedores
Encuentra ofertas de disco de freno 

Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.