5 consejos para vender un coche de segunda mano a buen precio

Si quieres vender tu coche de segunda mano, puedes aumentar considerablemente el precio de venta con sólo unas pequeñas mejoras y reparaciones. Te damos unos consejos para ganar más vendiendo tu coche de segunda mano: cambiar algunas piezas de desgaste, realiza una limpieza a fondo, mejora la prensentación de tu coche en webs de venta de coches, y mejora el aspecto de tu coche de cara a una inspección y una prueba de conducción.

Mejor vender un coche entre particulares

Cada año se venden miles de coches usados. Si quieres vender uno y quieres que la venta sea lo más rápida y sencilla posible, acude a un concesionario. Suelen pagar menos que un comprador particular, pero se encargan de todo y son responsables de las reparaciones cuando revenden el vehículo. Eso sí, si vendes tu coche particularmente, tendrás que hacerte cargo de más cosas, pero podrás conseguir un precio más alto. En ambos casos, el precio de venta puede aumentar considerablemente con pequeñas o medianas reparaciones. Si no estás seguro de cuánto puedes pedir por tu coche usado, tienes dos opciones:

  • Portales de venta de coches de segunda mano como autocasion​.com o compramostucoche​.es suelen ofrecer calculadoras de precios que dan una idea aproximada del precio previsto en función de algunos datos clave. Para obtener datos “reales”, también puedes buscar en webs de venta otros vehículos similares al tuyo en cuanto a antigüedad, equipamiento y estado general. Si ves que el anuncio permanece sin cambios durante mucho tiempo, esto podría indicar que el precio es demasiado elevado (pero también que se ocultaron defectos que solo se pusieron de manifiesto durante la inspección). Si los anuncios están publicados durante poco tiempo, es casi seguro que el precio haya sido bastante bajo.
  • También puedes hacer que tu coche sea valorado por un profesional. Sin embargo, la valoración del vehículo lleva asociados unos costes.

A continuación, te mostraremos cómo puedes aumentar significativamente el precio de tu coche usado con relativamente poco esfuerzo, independientemente de si tiene o no experiencia como mecánico.

Consejos para vender tu coche de segunda mano a buen precio

Consejo nº1: buena limpieza

Compartimiento del motor comprobado

Si haces un buen mantenimiento del coche, podrás conseguir un precio bastante más alto que por un vehículo que no haya pasado el túnel de lavado en años y que apenas puede pasar la ITV. Si haces un mantenimiento regular y pasas las inspecciones oficiales de tu coche, podrás ganar mñas inero. Por cierto, si haces el mantenimiento tú mismo, podrás ahorrar dinero. Aquí te damos algunos consejos.

Si ha pasado tiempo desde la última inspección principal y la última prueba de emisiones de escape, puede merecer la pena pasar la ITV antes de vender el coche. Presta atención también a que los neumáticos no estén demasiado gastados. Aunque el legislador prescriba una profundidad mínima de la banda de rodadura de 1,6 mm, los neumáticos deben tener al menos 3 mm de profundidad para un buen rendimiento. A tener en cuenta también es que los neumáticos no sean demasiado viejos. El número DOT en el flanco del neumático indica su antigüedad. Según los expertos, los neumáticos no deben tener más de 6 años, aunque no existe ninguna normativa legal al respecto.

Limpiar regularmente tu coche de polvo y suciedad reduce el riesgo de que la pintura se dañe por las partículas que salen despedidas. De todas maneras, se pueden reparar lo pequeños daños en la pintura con una lápiz para reparar la pintura del coche. También debes asegurarte de no activar los limpiaparabrisas en seco y sobre suciedad para que no rayen el parabrisas a largo plazo. También deberás eliminar el óxido lo antes posible, ya que se extiende con el tiempo y ataca las superficies.

Los vehículos de no fumadores se venden mejor que los de fumadores. Si fumas en el coche, el humo se impregna en todos los rincones y en la tapicería. Hay formas de limpieza (por ejemplo, tratamiento con ozono), pero pueden costar fácilmente 100 euros o más.

Como guinda del pastel, puedes asegurarte de que estén en buen estado la rueda de repuesto, el triángulo de señalización y el botiquín de primeros auxilios (completo y no caducado).

En resumen:

  • Mantenimiento del coche periódico.
  • ITV pasada y prueba de emisiones de escape.
  • Profundidad de la banda de rodadura de los neumáticos de al menos 3 mm.
  • Limpieza periódica y eliminación del Ã³xido.
  • Reparación de pequeños daños en la pintura.
  • No fumar en el vehículo.
  • Rueda de repuesto, triángulo de advertencia y botiquín de primeros auxilios disponibles.

Consejo nº2: comprueba y sustituye las piezas de desgaste

Rellenar aceite de motor

Para que el posible comprador no tenga ningún motivo para quejarse e intente bajar el precio, hay que comprobar todas las funciones del coche antes de la cita de visita y cambiar las piezas de desgaste si es necesario:

  • Comprobar el sistema de iluminación y sustituir las bombillas defectuosas.
  • Cambiar el filtro de aire y el filtro de habitáculo o antipolen.
  • Reparación de la protección de los bajos de la carrocería.
  • Comprobar el nivel de aceite del motor y rellenar si es necesario.
  • Comprobar el refrigerante y rellenar si es necesario.
  • Comprobar el agua del limpiaparabrisas y rellenar si es necesario.
  • Inspección visual de las escobillas del limpiaparabrisas y sustituirlas si es necesario.

Lo que pueden hacer amateurs y profesionales

Cambiar las bombillas del coche

Cambiar el filtro de aire del coche

Proteger los bajos del coche: útil y necesario

Consejos de compra: ¿Qué aceite lleva mi coche?

Los mecánicos experimentados, que también pueden llegar al fondo de los fallos no evidentes del vehículo, pueden revisar otras piezas y sustituirlas si es necesario. Por ejemplo, frenos y nivel de líquido de frenos, correa de distribución, amortiguadores, escape, bujías. También habrá que cambiar los neumáticos desgastados (no las ruedas). Más información:

Frenos: cambiar los discos de freno, discos y pastillas de freno: ¿a qué prestar atención?, comprar líquido de frenos.

Escape: reparar el tubo de escape, sellar el tubo de escape.

Otras partes del coche: cambiar la correa de distribución, amortiguador roto (guía de instalación), cambiar las bujías del coche.

Consejo nº3: limpiar el coche en profundidad

Limpieza de la manilla de un coche

Un coche tiene que entrar por el ojo antes de comprarlo. Limpia el coche a fondo es muy importante antes de hacer las fotos del anuncio que cuelgues en internet y/o antes de la cita que tengas con un comprador. Límpialo por dentro y por fuera, incluyendo la tapicería, las superficies y los cristales. Por supuesto, los objetos privados y la basura tampoco tienen cabida en un coche en venta. Si quieres darle al coche un toque muy especial, acaba tu limpieza aplicando un spray de brillo a las llantas y al motor. En detalle:

  • Lleva el coche a un centro de lavado o limpia la carrocería en casa.
  • Aspira los asientos y sacude las alfombrillas.
  • Limpia a fondo el salpicadero, especialmente la rejilla de ventilación (consejo: usa bastoncillos para los oídos para dicha limpieza).
  • Limpia a fondo las superficies de plástico en el interior.
  • Limpia los cristales desde el interior después de lavar el coche. Baja un poco la ventana y limpia también las zonas cubiertas por el marco de la puerta.
  • Limpia el coche y asegúrate de que huela bien.
  • Después de lavar el coche, rocía los neumáticos con un spray abrillantador de neumáticos.
  • Lava el motor y luego aplica spray de brillo de motor.

Consejo nº4: prepara una presentación buena y realista

Si no va a vender tu coche a un concesionario o a un conocido, probablemente deberás anunciarlo en internet. Para conseguir el mejor precio posible, hay que tener en cuenta algunas cosas a la hora de hacer publicidad.

Haz fotos y vídeos del coche solo cuando haga buen tiempo

Antes de la sesión fotográfica, el coche debe limpiarse a fondo por dentro y por fuera (lee más detalles arriba arriba). Toma las fotos del coche al aire libre y cuando haga buen tiempo. Procura que haya pocas sobras o reflejos en el vehículo, porque en la foto pueden confundirse con daños en la carrocería. Si la web donde anuncias tu coche lo permite,haz un vídeo del vehículo.

Informa de manera sincera sobre los defectos existentes

Los pequeños defectos ópticos, como arañazos, se pueden eliminar sencillamente. Sin embargo, comunica otras averías o fallos en el anuncio. Cualquiera que oculte deliberadamente defectos graves puede ser perseguido legalmente después de la venta del vehículo.

Establece un precio de venta realista

Si has evaluado el mercado, podrás ofrecer un precio razonable por tu vehículo e segunda mano. El precio debería incluir un cierto margen de maniobra para que ambas partes tengan margen de negociación. Si se descubren defectos durante la inspección o la prueba de conducción, es bueno poder bajar un poco el precio sin tener una mala sensación. Por otro lado, hay aspectos que aumentan el valor del coche usado. ¿Se ha ha pasado la ITV recientemente? Esta es una razón para un precio más alto, después de todo el comprador se ahorrará una visita al taller y mucho tiempo. ¿Se han cambiado los frenos recientemente? Esto también es un buen argumento para un precio más elevado, aunque los discos de freno nuevos no sean de primera calidad. Pero cuidado: si te pasas con el precio que pides, puedes ahuyentar a los posibles compradores.

Consejo nº5: establece un precio mínimo de venta y respétalo 

Tiene sentido pensar en el precio mínimo que te gustaría obtener por tu vehículo antes de las negociaciones de venta y atenerse a él, para no dejarse negociar demasiado a la baja por un posible comprador elocuente en el calor del momento. Por supuesto, no le digas al posible comprador tu límite de precio mínimo de inmediato, porque, de lo contrario, el comprador no tendrá ninguna razón para pagar más que exactamente eso. Si durante la negociación tienes la sensación de que el posible comprador está hablando mal del coche o sobrevalorando defectos menores, también puedes poner fin a la negociación. La invitación a ver el coche y la prueba de conducción no te comprometen a la venta.

¿Qué hay que tener en cuenta durante la inspección y prueba de conducción de un coche de segunda mano?

Deberás tener los siguientes documentos listos

  • Documentación de matriculación del vehículo: copia del Permiso de Circulación y de la Ficha Técnica. Un consejo: no entregues el coche hasta que no se haya pagado el precio total de venta.
  • Copia o justificante de la ITV en vigor y el recibo de pago del impuesto de circulación.
  • Libro de control (también llamado libro de servicio, libro de mantenimiento)
  • Facturas de mantenimiento y reparaciones
  • Todas las llaves
  • Libro o manual de usuario
  • Contrato de compra
  • Impreso de Solicitud de cambio de Titularidad
¿Qué hay que tener en cuenta en el contrato de compra de un coche de segunda mano?

El contrato de compraventa deberá tener dos copias, de las cuales una de ella se queda el vendedor. Además de los datos exactos del vehículo, en el contrato deben figurar también todos los defectos, para que no se produzcan después problemas “repentinos”, a causa de los cuales se pueda reducir posteriormente el precio o incluso el comprador se eche atrás del proceso de compra. Se debe excluir también la responsabilidad por defectos materiales en el caso de una venta privada. Recuerda que, quien oculte a sabiendas defectos graves, puede ser perseguido legalmente. 

Importante: antes de la prueba de conducción, pide el permiso de conducir del posible comprador. Además, el vendedor y el comprador deben acordar por escrito quién pagará qué en caso de accidente durante la prueba de conducción. 

A la hora de negociar el precio, debes tener en cuenta el límite inferior que te has establecido y no dejarte desanimar por un posible comprador elocuente que quiera bajar mucho el precio. Tal vez encaje mejor con el próximo posible comprador. Puede ser útil contar con la presencia de un amigo o vecino en la visita para que, en caso de duda, tengas un testigo que confirme que se han discutido todos los defectos importantes y que se asegure de que no te dejas convencer de un precio demasiado bajo. Además, este tercero puede encargarse de que no se produzcan daños durante la inspección del coche (¡manipulación!), lo que rebajaría aún más el precio.

Una vez alcanzado un acuerdo, el dinero y el vehículo cambian de manos. 

En resumen:

  • Ten preparados todos los documentos importantes.
  • Dile al comprador que te muestre su permiso de conducir.
  • Acuerdr por escrito quién es responsable en caso de daños durante la prueba del coche.
  • Participar en la prueba de conducción
  • Considera un límite de precio más bajo de antemano y no te dejes influenciar.
  • Que te acompañe un amigo o vecino como testigo.
  • Cuidado con los intentos de manipulación.

Cambio de titularidad

Una vez vendido el coche, hay que proceder con el cambio de titularidad. El proceso es el siguiente: 

  • Por un lado, hay que abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales y presentarlo a la Agencia Tributaria (modelo 620). Este impuesto lo tiene que asumir el comprador, a menos que esté exento. Su importe varía dependiendo de la Comunidad Autónoma del comprador.
  • Por otro lado, el vendedor tiene que comunicar a la DGT el cambio de titularidad. Este proceso tiene un coste y se debe entregar el resguardo de haber pagado el impuesto de transmisión patrimonial, descrito en el anterior punto.

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo conseguir el mejor precio posible vendiendo un coche de segunda mano?

Los vehículos con un buen mantenimiento y limpios, con piezas de desgaste nuevas y una ITV pasada, pueden venderse a un precio mayor. En el anuncio que hagas en internet debes presentar buenas fotos, pero no ocultes defectos relevantes.

Comparador de recambios »
Consejos para vender coche usado »
Cambia estas piezas para ganar más »
Consejos para hacer un buen anuncio de venta de coche de segunda mano Â»

¿Qué es mejor: vender coches usados a través de un concesionario o venderlos de forma privada?

Depende. Vender a través de un concesionario es más rápido y supone poco esfuerzo para el vendedor. Si se producen daños posteriormente, el concesionario es responsable en caso de duda. Dado que el concesionario paga su trabajo y su responsabilidad, una venta privada suele ser más lucrativa para el vendedor, pero también más lenta y posiblemente más prolongada.

Así podrás ganar más dinero con tu coche de segunda mano Â»

Como vendedor, ¿tengo que cambiar la titularidad del coche?

El comprador tiene que abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales y presentarlo a la Agencia Tributaria (modelo 620). Por su parte, el vendedor tiene que comunicar a la DGT el cambio de titularidad. Este proceso tiene un coste y se debe entregar el resguardo de haber pagado el impuesto de transmisión patrimonial.

Fuente de las imágenes: Mr.Exen/Shutterstock.com, Space_Cat/Shutterstock.com, Freedomz/Shutterstock.com,


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.


4.9÷5 – (10 votos)