Revisar y cambiar el compresor de aire acondicionado roto

Si el compresor del aire acondicionado no funciona correctamente, el sistema de aire acondicionado no funcionará. Como consecuencia, el coche no se enfriará y las ventanas se empañarán cuando haga frío fuera. Aquí puedes averiguar cuál es la función del compresor del aire acondicionado, cómo detectar fallos y cómo puedes cambiar el compresor del aire acondicionado del coche tú mismo.

¿Cuál es la función del compresor del aire acondicionado?

Compresor de aire acondicionado de coche nuevo

El compresor del aire acondicionado es uno de los componentes centrales del sistema de aire acondicionado. Una correa poly V (correa poli V) o una correa acanalada en V conectada al cigüeñal es la que impulsa el compresor del aire acondicionado y asegura temperaturas agradables en el vehículo. En resumen, funciona así: el compresor del aire acondicionado extrae el refrigerante gaseoso del evaporador, comprime el vapor frío y así lo calienta. El refrigerante caliente es entonces dirigido a través de tuberías al condensador, donde libera su calor y se convierte en líquido. Desde allí continúa hasta los lugares donde se requiere el enfriamiento. El refrigerante absorbe el calor, se convierte en gas en el evaporador y todo el proceso comienza de nuevo. Encontrarás más información sobre el diseño y función del sistema de aire acondicionado.

Un compresor de aire acondicionado puede resultar dañado tanto por un uso muy intensivo como por un uso poco frecuente del sistema de aire acondicionado. Por lo tanto, es aconsejable comprobar regularmente el funcionamiento del compresor haciendo funcionar el sistema de aire acondicionado, aunque las temperaturas exteriores no lo requieran.

Señales de fallos en el compresor del aire acondicionado

Si el aire acondicionado ya no enfría correctamente, puede deberse a un compresor de aire acondicionado roto. Otras señales que te pueden indicar un compresor de aire acondicionado roto son, por ejemplo, que los cristales del coche permanezcan empañados más tiempo de lo habitual o que se empañen repetidamente mientras se conduce. Normalmente, se oirá un chasquido al encender el compresor y el embrague magnético pondrá en marcha el compresor del aire acondicionado. Pero si no se oye el chasquido durante el encendido, también puede haber un compresor roto.

Pero también es posible que el compresor del aire acondicionado funcione correctamente y el fallo esté en otro lugar del sistema de aire acondicionado. Por lo tanto, para llegar al fondo de la causa real del problema, se recomienda comprobar regularmente el funcionamiento y los posibles fallos del compresor de aire acondicionado. (Por cierto: si el sistema de refrigeración funciona bien, pero huele raro, puede ser suficiente con limpiar y desinfectar el sistema de aire acondicionado).

¿Cómo comprobar si el compresor de aire acondicionado está roto?

Tú mismo puedes hacer una inspección y sustitución del compresor del aire acondicionado, siempre que tengas la experiencia necesaria. No obstante, todo ello debe realizarse en un taller (quizá en un box de alquiler), ya que allí se dispone del equipo técnico necesario. La detección de fugas se realiza con un medio de contraste y una lámpara de luz negra. Además, el personal especializado de un taller realizará una inspección visual de los daños. También se comprobarán los rodillos: si ya no se puede girar, el compresor está roto y se debe cambiar.

Instrucciones para cambiar el compresor de aire acondicionado paso a paso

Para evitar averías más graves, hay que cambiar el compresor de aire acondicionado en caso de que esté roto. El precio de un compresor de aire acondicionado nuevo es de entre 70 y 250 euros, dependiendo del modelo de vehículo. A esto habría que añadirle la mano de obra, en caso de que lo lleves al taller, cuyo precio varía dependiendo del coche y de la accesibilidad de la pieza. Los costes de la mano de obra pueden ser de nuevo entre 400 y 600 euros en talleres multimarca. En talleres oficiales, el precio es superior.

Si tienes los conocimientos técnicos necesarios, también puedes cambiar el compresor de aire acondicionado tú mismo. El trabajo para cambiar el compresor de aire acondicionado es de dificultad media y debe realizarse en todo caso en un taller (o box de alquiler), ya que sólo allí se puede realizar correctamente la aspiración del refrigerante y el lavado del sistema. Los costes de la extracción y el relleno ascienden a unos 150 euros. Así que si crees que puedes reemplazar el compresor de aire acondicionado defectuoso tú mismo, puedes ahorrar mucho dinero. Los pasos para cambiar el compresor del aire acondicionado del coche son:

  1. Extrae el refrigerante.

  2. Expón el compresor del aire acondicionado si es necesario.

  3. Afloja la correa poly V.

    Un consejo: haz una foto de la correa antes de aflojarla, para que así sea más fácil su posterior instalación.

  4. Desenrosca las tuberías del compresor.

  5. Afloja los tornillos y quita el compresor.

  6. Enjuaga el sistema de aire acondicionado y rellena el compresor del aire acondicionado nuevo de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

  7. Instala el compresor de aire acondicionado nuevo.

    A la vez cambia los siguientes elementos: los anillos de sellado, la válvula de expansión y el secador.

  8. Reinstala y fija el resto de piezas.

  9. Vuelva a llenar el aire acondicionado con refrigerante y comprueba si hay fugas (ambas tareas las realiza el aire acondicionado)

Importante 

Si los anillos de sellado, la válvula de expansión y el secador no se sustituyen a la vez, pueden quedar astillas en el sistema de aire acondicionado y dañar el compresor nuevo. Si no se cambian todos los componentes, es posible que no se tenga derecho de garantía.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuesta un compresor de aire acondicionado?

El compresor del aire acondicionado en sí cuesta entre 70 y 250 euros, dependiendo del modelo de coche. Un taller multimarca te cobrará otros 400 a 600 euros por la instalación, mientras que los precios suelen ser más altos en los talleres oficiales.
Ver precios de compresor de aire acondicionado »

¿Es posible seguir conduciendo con un compresor de aire acondicionado defectuoso?

Sí, pero como el sistema de aire acondicionado ya no funciona debido al compresor de aire acondicionado roto, el interior del vehículo ya no se enfría como de costumbre. En invierno también puede ocurrir que las ventanas se empañen una y otra vez y la visibilidad se vea restringida.
Leer más sobre el compresor de aire acondicionado »

¿Es posible cambiar un compresor de aire acondicionado uno mismo?

Sí, si tienes la experiencia necesaria y tienes el aire acondicionado correctamente drenado y llenado, puedes hacer el cambio del compresor tú mismo.
Leer más sobre el compresor de aire acondicionado »

¿Los compresores de aire acondicionado nuevos están llenos de aceite?

Sí, pero sólo con una pequeña cantidad que se utiliza exclusivamente para la protección contra la corrosión. Por lo tanto, un compresor recién instalado debe seguir llenándose con el aceite apropiado según las especificaciones del fabricante.
Leer más sobre el compresor de aire acondicionado »

¿Qué aceites para compresores de aire acondicionado existen?

El aceite más conocido y más utilizado es el aceite PAG. Pero también hay aceites POE y PAO.
Leer más sobre el compresor de aire acondicionado »


Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.