Ruido en el coche: identificar fallos y encontrar las causas

Si se presentan chirridos en el coche o silbidos raros, el motor chirría o se oye una especie de rugido al conducir, hay que empezar a buscar las causas de ese ruido extraño. Te explicamos qué puedes comprobar tú mismo fácilmente y qué ruidos te tienen que poner en alerta para que repares tu coche cuanto antes.

Ruidos en el coche y sus causas

La mejor manera para saber de dónde vienen los ruidos raros en el coche pasa por recrear la situación en la que se producen estos y reducir otros sonidos en la medida de lo posible. Por ejemplo, apaga la música y conduce por una carretera sin tráfico para poder investigar las causas del ruido. También puede ser útil que te acompañe alguien con experiencia, ya que este podrá identificar los ruidos que quizás pasas por alto en tu conducción diaria, a la par que puede concentrarse en el ruido que ha despertado las alarmas ya que no conduce. A continuación, vamos a hablar de sonidos y situaciones en las que pueden producirse ruidos raros en el coche, así como sus posibles causas.

Por cierto: si además de los ruidos, tu coche también da tirones o vibra, aquí te damos pistas sobre cuál puede ser el problema. Vibraciones: ¿por qué vibra mi coche? 



Ruido en parado y al arrancar

Botón de arranque de coche

Unos amortiguadores defectuosos pueden provocar chirridos al subir al coche. En este caso, deberías dejar a un experto la revisión de los amortiguadores.

Si notas un silbido al girar la llave de contacto, se trata simplemente de un ruido de funcionamiento de la bomba de combustible que se puede ignorar.

Si los taqués hidráulicos están desgastados, el motor empezará a traquetear al arrancar. En este caso, te volvemos a recomendar que un experto le eche un ojo.

Si el chirrido se produce al ralentí, puede deberse a la correa trapezoidal. Si esta simplemente está suelta, hay que volver a apretarla. Si la correa trapezoidal está pasada, deberás sustituirla.


Artículos relacionados:

Amortiguador defectuoso: síntomas, causa y cambio

Taqué hidráulico roto: detectar y sustitución

Cambiar la correa trapezoidal


Ruido al iniciar marcha y durante la conducción

Hände am Lenkrad

Si escuchas un ruido de coche de rally y estruendoso al iniciar marcha o al conducir, es posible que el escape tenga una fuga. Para comprobar dónde está la fuga, cubre el escape con un trapo. Si no sientes ninguna contrapresión y hay un ruido en otro lugar, debes comprobar de dónde viene el mismo con la ayuda de otra persona. En el caso de los agujeros más pequeños, podrás sellarlos con una pasta específica. Si los agujeros son más grandes o numerosos, deberás cambiar el escape.

Si la correa trapezoidal está suelta o desgastada y se oye un chirrido al arrancar o conducir, puede ser la correa trapezoidal. Si está suelta, simplemente hay que volver a apretarla. En el caso de que la correa esté desgastada, deberás sustituirla por una nueva.

Si notas un golpe al acelerar puede deberse a un fallo de encendido. Si el problema se produce varias veces, deberás llevar el coche a un especialista.

Si escucha un ruido de silbido al conducir, es posible que haya muy poco aceite en la transmisión. Si este es el caso, comprueba si se ha producido una fuga de aceite de la transmisión lo antes posible.

Unos taqués hidráulicos desgastados pueden hacer que el motor traquetee al conducir. Como en el caso anterior, consulta a un especialista.

Si el coche traquetea al pasar por los baches, los trapecios, los amortiguadores o incluso las estabilizadoras podrían estar desgastados. Para comprobarlo, hay que levantar el coche y revisar los componentes individualmente.


Artículos relacionados:

Sellar el tubo de escape y reparar el silenciador 

Cambiar la correa trapezoidal

Taqué hidráulico roto: detectar y sustitución

Cambiar el brazo de suspensión del coche

Amortiguador defectuoso: síntomas, causa y cambio


Ruido al cambiar de marcha y embrague

Pedales de un coche

Si notas sacudidas y golpes al cambiar de marcha, se suele deber a un cojinete del motor o de la transmisión defectuoso. En dicho caso, hay que levantar el coche y comprobar los rodamientos.

Si hay un ruido de traqueteo al cambiar de marcha, las responsables suelen ser unas gomas de escape sueltas o agrietadas. Lo que pasa es que el escape golpea los escudos térmicos circundantes o la carrocería durante los cambios de marcha.

A veces, el pedal del embrague también es el culpable: como componente móvil, debe estar siempre bien lubricado. Si no está bien lubricado, se oirá un chirrido al pisar el embrague. Encontrarás más información en el artículo “Chirrido al pisar el embrague: causas y soluciones”.

Ruido al girar el volante o al frenar

Pie en el pedal de freno

Si oyes un ruido de traqueteo al girar el volante, para y girar las ruedas de derecha a izquierda mientras esté parado. Así podrás comprobar si hay una fuga de grasa. Si el manguito del eje de transmisión está agrietado, es probable que la grasa se haya filtrado y la junta del eje de transmisión se haya secado, provocando el traqueteo. En este caso, hay que cambiar el fuelle.

Si hay un zumbido al conducir y al girar, hay que bloquearlo y comprobar si el rodamiento de la rueda esté roto.

Si escuchas un ruido de chirrido al dirigir la dirección, hay varias causas posibles: podría ser una correa trapezoidal suelta o desgastada (solución: apretarla o sustituirla). Si el ruido de chirrido se hace más fuerte cuando se gira el volante, puede ser que la bomba de la dirección asistida tenga poco aceite. En este caso, comprueba el nivel de aceite en el depósito del servo y, si es necesario, revisa el sistema en busca de fugas. Si el chirrido se produce durante la conducción y se escucha un sonido de chasquido al girar hacia adelante y hacia atrás mientras estás parado, entonces debes comprobar si los cojinetes de soporte de la suspensión (soportes del puntal) están desgastados. Los neumáticos viejos o desgastados también pueden producir chirridos en las curvas, al igual que los neumáticos con una presión de aire insuficiente.

Si las pastillas de freno están desgastadas, se producirá un chirrido al frenar. En este caso, deja de conducir y remolca el coche al taller más cercano. También puedes conducir hasta el taller en marchas bajas.

Si los frenos no están bien rodados o están sucios, oxidados, acristalados o simplemente son de mala calidad, puede producirse un chirrido al frenar.


Artículos relacionados:

Cambiar el guardapolvo del palier

Cojinete de rueda: cambiar y reconocer fallos

Rodaje de los discos de freno

Chirrido en los frenos del coche: causas

Consejos para comprar discos y pastillas de freno



Ruido en los bajos 

Bajos de un coche

Una fuga en el tubo de escape puede provocar ruidos de rally en los bajos del vehículo que se hacen más fuertes cuanto más se acelera. Como te hemos contado anteriormente en este artículo, para comprobar la fuga, puedes tapar el tubo de escape con un trapo y comprobar dónde se oye el ruido Consejos para solucionarlo: sellar el escape o cambiarlo.

Si escuchas un ruido de traqueteo por debajo cuando cambias de marcha, las gomas del escape pueden estar sueltas o desgastadas. Esto hace que el escape golpee los escudos térmicos circundantes.

Por otro lado, si escuchas un timbrido procedente de los bajos de la carrocería, podría ser que el escudo térmico del catalizador esté suelto. En este caso, deberás usar una plataforma de elevación y comprobar la estanqueidad del escudo térmico y apretarlo si es necesario.

Un catalizador defectuoso con un núcleo cerámico roto puede ser la causa si hay un ruido de traqueteo procedente de los bajos de la carrocería. Si el coche está levantado, puedes golpear con cuidado el catalizador y escuchar si hay piezas sueltas. Precaución: si acabas de conducir un buen rato con el coche, el tubo de escape está todavía muy caliente. Para estar seguro, deja que el vehículo se enfríe.

Ruido en el habitáculo interior 

Interior de coche

Si el salpicadero vibra, hay una conexión suelta en algún punto. En este caso, hay que golpear el salpicadero y volver a colocar el punto suelto. Si tienes un poco de conocimientos previos, puedes repararlo tú mismo sin necesidad de un taller.

Si la rueda del ventilador del acondicionador de aire está bloqueada o gira con mucha lentitud, oirás un chirrido. En este caso, debes desconectar la ventilación inmediatamente y llevar el coche al taller. Atento: si la rueda del ventilador no gira en absoluto, puede incluso empezar a arder. Por lo tanto, es esencial comprobar si hay humo.

Si el asiento del coche chirría al pasar por los baches, el mecanismo del asiento está desgastado y hay que desmontarlo y volver a engrasarlo.

Preguntas frecuentes

¿Por qué chirría el coche al girar el volante

Hay varias causas posibles, como una correa trapezoidal defectuosa o suelta, aceite insuficiente en la bomba de la dirección asistida o cojinetes del puntal desgastados.

Conocer causas de ruidos en el coche »
Ir a comparador de recambios de coche »

¿Por qué chirría el motor?

La causa más probable de un motor que traquetea es el desgaste de los taqués hidráulicos. Sin embargo, si no estás seguro de que el ruido proceda realmente del motor: hay otras causas de un coche que traquetea o hace ruido.

Taqué hidráulico roto: detectar y sustitución »
Conocer causas de ruidos en el coche »

¿Por qué mi coche hace ruidos cuando está parado?

Si el coche chirría al subirte al coche, los amortiguadores podrían estar defectuosos. Un chirrido al ralentí puede indicar una correa trapezoidal defectuosa. Si el coche empieza a hacer ruido al arrancarlo, el problema podría estar en los taqués hidráulicos.

Conocer causas de ruidos en el coche cuando está parado »

Fuente de las imágenes: ViewFinder nilsophon/Shutterstock.com, Nor Gal/Shutterstock.com


Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.