Comprar líquido de frenos

Presta mucha atención cuando decidas comprar líquido de frenos. Con la guía de compra de DAPARTO evitarás los errores más comunes al comprar líquido de frenos. 

En este artículo te daremos la respuesta a las siguientes preguntas: 

  1. ¿Qué hay que tener en cuenta al comprar líquido frenos?
  2. ¿Qué niveles de calidad existen?
  3. ¿Cuándo hay que cambiar el líquido de frenos?

La función del líquido de frenos es servir como un medio de transmisión de energía entre los diferentes componentes del sistema de frenos. 

Explicado de manera más sencilla, el líquido de frenos convierte la presión realizada sobre el pedal de freno en una presión hidráulica. Esta presión de transmite a los frenos de las ruedas a través de los conductos y manguitos de frenos, permitiendo así parar el vehículo. Por ello, el líquido de frenos debe ser resistente a la presión y el punto de ebullición y la viscosidad del líquido deben desempeñar un papel importante. 

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar líquido de frenos?

  • Solicita y utiliza exclusivamente un líquido de frenos homologado para tu coche. Encontrarás los detalles correspondientes en el manual de uso y/o, en su caso, en el depósito.
  • Necesitarás aproximadamente 1 litro de líquido de frenos para un cambio completo.
  • Cuando compres líquido de frenos, te aconsejamos adquirir productos de fabricantes de renombre y de calidad.
  • Además, compra solo un producto nuevo. ATE o Brembo te ofrecerán productos de gran calidad.
Consejo 

El líquido de frenos es perjudicial para la salud e irrita la piel y los ojos. Si el líquido de frenos entra en contacto con pintura, parachoques, piezas de plástico o neumáticos, retíralo inmediatamente con abundante agua. El líquido de frenos usado debe eliminarse como residuo nocivo.

Equipamiento 

¿Qué diferentes calidades hay de líquidos de freno?

Hay dos formulaciones de fluidos diferentes para elegir: a base de glicol o a base de silicona. Los líquidos de frenos a base de glicol son higroscópicos y ligan el agua absorbida. Los líquidos de frenos a base de silicona no tienen esta propiedad positiva y, por lo tanto, sólo se utilizan de forma muy limitada.

Presta también atención a los siguientes puntos:

Viscosidad

La viscosidad asegura las funciones de los diferentes sistemas de frenado. El uso de un ESP moderno y de sistemas de estabilización de la conducción exige mucho de la velocidad de modulación de la presión de frenado en la rueda frenada. Una viscosidad particularmente baja es el requisito previo para procesos de control fiables en fracciones de segundo. Si se utiliza un líquido de frenos con una viscosidad incorrecta, pueden producirse consecuencias fatales para el funcionamiento de los sistemas de frenos. 

Punto de ebullición del líquido de frenos

El punto de ebullición es decisivo para el esfuerzo de temperatura máximo. Cuando se excede este punto, el líquido de frenos comienza a hervir, es decir, a formar burbujas de vapor, y por lo tanto ya no es estable a la presión. El punto de presión en el pedal varía o incluso se pierde y el resultado puede ser un fallo del sistema de frenos. El punto de ebullición se divide en punto de ebullición seco y húmedo.

Punto de ebullición seco: líquido de frenos nuevo y sellado; normalmente entre 240°C y 280°C.

Punto de ebullición húmedo: el tema del agua en el líquido de frenos es muy importante. Las fugas en el sistema o la condensación provocan inevitablemente la entrada de agua con el paso del tiempo. El resultado es que el contenido de agua del líquido de frenos aumenta y el punto de ebullición disminuye al mismo tiempo. El punto de ebullición húmedo se alcanza con un contenido de agua del 3,5%.

Denominación DOT

La abreviatura DOT significa en inglés Department of Transportation o Departamento de Transporte. El Departamento de Transportes de Estados Unidos introdujo una clasificación mundialmente reconocida de los líquidos de frenos según su punto de ebullición. Los líquidos de frenos se clasifican en las clases DOT 3 a 5.

Las especificaciones más importantes de un vistazo:

DOT 3

El líquido de frenos estándar DOT‑3 tiene un punto de ebullición seco de 205°C y un punto de ebullición húmedo de 140°C. Esta variante se utiliza a menudo en vehículos más antiguos y no debe mezclarse con otros líquidos de frenos.

DOT 4

Los líquidos de frenos con los estándares DOT‑4 tienen un punto de ebullición más alto que las variantes DOT‑3. Estos tienen un punto de ebullición seco de 230°C y un punto de ebullición húmedo de 155°C. Los líquidos de frenos DOT‑4 se utilizan en la mayoría de los vehículos actuales equipados con sistemas de frenos como ABS y ESP.

DOT 5

Los líquidos de frenos con estándares DOT‑5 están basados en silicona. Estos son típicos para el mercado americano de vehículos. Tienen un punto de ebullición seco de 260°C y un punto de ebullición húmedo de 180°C.

DOT 5.1

Los líquidos de frenos con la norma DOT‑5.1 tienen un punto de ebullición seco de 260°C y un punto de ebullición húmedo de 180°C. Es importante que esto no se confunda con el DOT‑5, ya que se fabrica a base de minerales (a base de glicol) y, por lo tanto, no debe mezclarse.

Bremsflüssigkeit kaufen
  • Ahorra en recambios y consumibles online
  • Asesoramiento mecánico por email y WhatsApp
  • Compara ofertas de multitud de vendedores en una sola web
Ver ofertas de líquido de frenos 

¿Cuándo hay que cambiar el líquido de frenos?

Con el paso del tiempo es importante revisar el estado del coche y, cómo no, también la pérdida de líquido o la caída del nivel en el depósito. El nivel de líquido de frenos es visible desde el exterior cuando se abre el capó porque el depósito está hecho de material translúcido.

Por ejemplo, la pérdida de líquido de frenos se puede observar cuando el líquido de frenos cae por debajo de la marca “Min”. Además, la luz de advertencia del freno en el salpicadero suele activarse cuando hay un nivel bajo del líquido de frenos. La mayoría de los fabricantes indican en sus planes de mantenimiento que el líquido de frenos debe cambiarse cada dos años. Alternativamente, el contenido de agua puede medirse con instrumentos de medición adecuados. (Recomendamos, por ejemplo, este artículo: comprobador o tester de de líquido de frenos).

Si el cambio se debe hacer ahora, debe estar disponible el líquido apropiado.

Para cambiar el líquido de frenos, se debe aspirar el líquido viejo y llenar el depósito con líquido nuevo. Cualquiera que posea un purgador de aire puede estar contento y el resto sigue el viejo principio de dos personas “bombear, presionar, mantener”.


Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.