Limpiar las llantas correctamente: trucos y más

Vamos a ocuparnos de la limpieza de las llantas del coche. Aunque algunos las esconden tras tapacubos y otros las montan en acero, son muchos más los que las muestran con orgullo. Por Internet hay muchos consejos para dejar las llantas como los chorros del loro: que si vinagre, que si amoniaco… etc. Aquí te vamos a dar las claves para que tus llantas brillen como el primer día.

¿Qué tipos de llantas de coche existen?

Coloquialmente el término llanta se utiliza para definir la rueda completa sin el neumático. En realidad, sin embargo, es solo la parte exterior de la rueda sobre la que se apoya el neumático. El término rueda, por otra parte, se refiere a la unidad entera que consiste en la llanta, los radios y la superficie de conexión de la rueda con el círculo de la llanta y el perno. 

La mayoría de los vehículos de hoy en día todavía se entregan con llantas de acero clásicas y para los nuevos propietarios se plantea la cuestión de realizar un “update” mediante la instalación de llantas. Además del aspecto, también hay aspectos técnicos que aconsejan su instalación, como el peso o la dinámica de conducción. Además de las llantas de acero, existe una variedad casi ilimitada de llantas de aluminio (llantas de aleación ligera) y llantas forjadas de alta calidad (llantas forjadas). También hay llantas de plástico reforzado con fibra de carbono, aunque estas llantas de carbono muy ligeras se han utilizado hasta ahora más en automovilismo, para coches deportivos y motocicletas de alta gama.

¿Por qué las llantas delanteras están siempre más sucias que las traseras?

Probablemente estés familiarizado con la siguiente situación: has limpiado con la pistola a presión las llantas de tu coche y, aún así, las llantas muestran esos puntos negros antiestéticos, especialmente en las ruedas delanteras. La razón es en el eje delantero se deposita más polvo de freno en las llantas debido a la mayor potencia de frenado. El polvo se deposita en la superficie de la llanta debido a las altas temperaturas durante el frenado. 

Llanta de coche Volkswagen
Llanta de un vehículo Volkswagen

Limpiar las llantas correctamente

¿Qué productos de limpieza para llantas necesitas?

La forma más fácil de limpiar las llantas es ir al autoservicio de lavado, donde se puede usar agua fresca y una pistola de lavado a presión.

Además, te recomendamos que tengas un cubo a mano y, dependiendo del diseño de la llanta y el número de radios, diferentes cepillos, esponjas, sellador de llantas y plastilina de limpieza. Se recomienda un paño de microfibra clásico para el secado. Presta atención al material utilizado ya que, por un lado, quieres llegar a todos los huecos y por otro lado, no deseas dañar la pintura o la superficie de las llantas. El cepillo también puede tener un mango más largo, de modo que no solo se puede quitar la suciedad del exterior del borde, sino también llegar bien al interior del borde. Ten en cuenta que un buen cepillo te facilitará el trabajo en la llanta o en los huecos de las tuercas de las ruedas. Además necesitarás un buen limpiador de llantas para eliminar la suciedad resistente. Hay buenos productos líquidos o gelatinosos en el mercado, que incluso te muestran el tiempo de aplicación correcto por medio de la pintura indicadora.

Felgenreiniger kaufen
  • Ahorra hasta el 80% en productos de limpieza
  • Asesoramiento mecánico
  • Compara ofertas de vendedores y ahorra
Encontrar ahora limpiadores de llantas 

Preparación para la limpieza

Para proteger tu piel de los limpiadores ácidos, te recomendamos usar guantes de limpieza. Además, ten en cuenta que los detergentes de limpieza deben actuar durante el tiempo que prescriba el fabricante, para que así no dejen marcas o manchas en las llantas.

Consejos para la limpieza de llantas

Algunos consejos para limpiar las llantas del coche:

  1. Limpia las llantas exclusvamente cuando se hayan enfriado los frenos (si el agua fría golpea los discos de freno calientes, los discos de freno podrían deformarse).
  2. ¡Usa guantes de goma!
  3. No fuerces los elementos de la llanta a la hora de limpiar.
  4. Antes de limpiar las llantas, elimina la suciedad gruesa de las ruedas con una pistola a presión y, si es necesario, limpia previamente con un cepillo y un pincel.
  5. Rocía el borde con detergente de forma uniforme.
  6. Espera a que el limpiador actúe de acuerdo con las instrucciones del fabricante (normalmente de 2 a 4 minutos).
  7. Pulveriza con una pistola de agua de alta presión.
  8. Seca las llantas con un paño de microfibra.
  9. Si es necesario, vuelve a trabajar con la plastilina de limpieza y aplica un sellador de llantas.

Si todavía hay suciedad después de la primera limpieza, simplemente repite de nuevo el proceso. Consejo: en caso de que haya restos adhesivos en la llanta, esto se pueden eliminar con mayor facilidad si se coloca la rueda con el adhesivo en el punto más bajo y se aplica un poco de aceite penetrante como el WD40. Podrás quitar las marcas de adhesivo a mano después de unos pocos minutos de exposición.

¿Qué limpiador se puede usar en mis llantas?

Puedes encontrar una variedad de limpiadores de llantas en el mercado. Al comprar cualquier producto, asegúrate de adquirir el correcto para la llanta respectiva. Por ejemplo, las llantas de aluminio no toleran bien los limpiadores fuertemente ácidos. Básicamente, se puede decir que cualquier limpiador multiusos también hace un buen trabajo al eliminar el polvo grasiento y quemado. Pero ten cuidado con la acetona al limpiar las llantas: quita las manchas de alquitrán, pero por desgracia también disuelve la pintura. Importante: el limpiador ácido de llantas no es adecuado para llantas de aleación ligera (es decir, aluminio o cromo).

Remedios caseros contra la suciedad de los frenos

Además de los productos de limpieza profesionales, también hay remedios caseros para limpiar las llantas. Por ejemplo, el limpiador de hornos, que normalmente no tiene ácido, es el indicado para eliminar el polvo de los frenos. Sin embargo, necesita un tiempo de aplicación bastante largo, de 15 a 30 minutos.

Otro de los elementos que puedes encontrar en tu cocina y que es un buen remedio para limpiar las llantas es la levadura de horno. Disuelve unos cuantos sobres en un tazón de agua y deja que haga espuma. Luego sumerge una esponja suave, pásala por la suciedad de los frenos y déjela trabajar durante unos cinco minutos. Al secarse, su mezcla dejará una película blanca en los bordes. Simplemente pasa un paño y haz movimientos circulares y listo.

Si las llantas solo están ligeramente sucias, también puedes limpiarlas con paños húmedos (toallitas para bebés o pañuelos de papel higiénico húmedos). Limpiar la superficie con estos pañuelos es muy fácil solo que no podrás eliminar manchas de alquitrán y/o otras manchas de difícil eliminación.

Otro remedio casero para las llantas oxidadas son las bebidas de cola y el papel de aluminio. Simplemente, haz una bola con el papel de aluminio, aplica coca-cola en el área oxidada y lija el área afectada con la bola de aluminio. De esta manera se puede eliminar el óxido superficial . Como consecuencia, la superficie quizá no brille tanto como antes, pero estará protegida contra la formación de óxido.

¿Puedo pulir mis llantas?

Por supuesto que puedes ir un paso más allá para pulir tus llantas pintadas, puliéndolas con un papel de lija húmedo de alto grano a mano o con una máquina que incluya una pasta abrasiva fina. Hay diferentes tipos de máquinas para este propósito: excéntricas, mini pulidoras, nano pulidoras o un taladro. Todas ellas funcionan con cable o con baterías. Los conos de pulido y las mini almohadillas de pulido están disponibles en diferentes alturas y anchos para que se pueda llegar a todos los rincones, huecos y agujeros de pernos de ruedas. 

¿Es posible proteger las llantas de la suciedad?

Protección a través del sellado de la llanta

Con un buen sellador de llantas se protegen las llantas de la suciedad, el polvo y la abrasión de los frenos. En los casos en que, de otro modo, habría que eliminar las manchas más gruesas con un detergente, ahora solo hará falta un poco de agua a presión de la máquina de lavado . No se pueden usar como selladores de llanta todos los productos para el cuidado del automóvil, porque para tener un efecto de sellado, debe ser resistente al calor. De lo contrario no tendrás una oportunidad contra el polvo caliente de los frenos. Por eso existen selladores especialmente pensados para las llantas. Estos suelen ser de teflón o silicio y, por lo tanto, son resistentes al calor y a veces incluso duran más allá de muchos lavados del coche.

El lavado regular es el ABC para mantener las llantas limpias

Como principio básico, recomendamos que las llantas se limpien con regularidad y a fondo para que la suciedad no pueda acumularse. Especialmente deberías limpiar tus llantas después de la temporada otoño-invierno.

Prevención de errores en la limpieza de llantas

Evita limpiadores agresivos o los agentes particularmente ácidos. Los productos químicos que contienen pueden atacar la superficie de las llantas de aluminio y provocar daños antiestéticos y permanentes. Al limpiar, también hay que tener cuidado de usar siempre cepillos o paños suaves y de no aplicar demasiada fuerza ya que la presión excesiva puede dañar la llanta y arañar la superficie. También, te aconsejamos que no excedas el tiempo máximo de exposición (que varía según el limpiador), porque, de lo contrario, el material de la llanta puede perder su brillo.

Preguntas frecuentes

¿Por qué las llantas delanteras están siempre más sucias que las traseras?

En el eje delantero se deposita más polvo de freno en las llantas como resultado de la mayor potencia de frenado porque las altas temperaturas (que se generan durante el frenado) hacen que la suciedad se asiente con más facilidad en la superficie de la llanta. 

¿Qué herramientas necesito para limpiar las llantas del coche?

Limpiadores de alta presión, cubos, diversos cepillos, esponjas, paños de microfibra, amasadora de limpieza y, por supuesto, el limpiador de llantas te ayudarán a dejar las llantas en buenas condiciones.

¿Qué es un sellador de llantas?

El sellador de llantas protege las llantas de forma más duradera contra la suciedad, el polvo y la abrasión de los frenos, y la limpieza posterior es mucho más fácil.


Solicitar un recambio compatible

¿Necesitas un recambio?

Desde DAPARTO, el comparador de recambios, te enviaremos un email con una oferta de los repuestos que necesitas. Este es un servicio gratuito y sin compromiso de compra.


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.