Muelle de suspensión roto: síntomas, sustitución y coste

Si el muelle de la suspensión está roto, todavía no es una emergencia aunque sí deberás acudir a tu taller más cercano o repararlo cuanto antes. Te damos a conocer cómo notar la rotura de un muelle de suspensión, por qué debe sustituirlo lo antes posible y cómo los amantes de la mecánica más experimentados pueden llevar a cabo la sustitución ellos mismos.

La tarea del muelle de suspensión

El muelle de la suspensión conecta las ruedas con la carrocería y, junto con el amortiguador, forma el puntal del muelle. Su función es compensar las irregularidades de la conducción y absorber los impactos para que los neumáticos estén siempre en contacto con el suelo y el vehículo pueda ser dirigido con seguridad. Normalmente, en los turismos se instalan muelles helicoidales. En el caso de los puntales de suspensión para el eje delantero, los muelles de suspensión suelen rodear el amortiguador mientras que, en el caso del eje trasero, los muelles a veces se sitúan junto al amortiguador.

Dibujo esquemático de los amortiguadores del coche.
Claramente visible: los muelles que envuelven el amortiguador. En algunos vehículos, sin embargo, los muelles de la suspensión se sitúan junto al amortiguador.

Muelle de suspensión roto

¿Por qué se rompen los muelles de suspensión?

Las fracturas en los muelles de suspensión se suelen producir por cargas excesivas. Suelen ser consecuencia de una superficie de conducción deficiente o de un estilo de conducción brusco (por ejemplo, pasar frecuentemente por encima del bordillo). También supone un gran esfuerzo para los muelles de suspensión las cargas excesivas con equipajes pesados y muchos ocupantes. En algunos casos, los defectos de los materiales pueden provocar roturas, pero a menudo los daños se deben a la oxidación o al desgaste normal causado por el uso regular.



Síntomas de un muelle de suspensión roto

Amortiguador montado con muelle de suspensión
Amortiguador trasero con muelle de suspensión (juntos son un puntal).

A menudo se puede ver a simple vista que el muelle de suspensión está roto. Para comprobar el estado de los muelles en la parte delantera, solo tendrás que mirar bajo el coche. Para echar un ojo a los muelles traseros, puede que tengas que levantar el coche con un gato. Estos son los signos típicos de un muelle de suspensión roto:

  • Ruido de rotura (puede que lo pases por alto).
  • Comportamiento esponjoso de la dirección.
  • Ruidos de golpes o traqueteos en el puntal de suspensión afectado.
  • Desnivel en el coche, aunque te encuentres en una superficie plana.
  • Suspensión más pobre en superficies irregulares.

¿Se puede conducir con un muelle de suspensión roto?

Sí, puedes seguir conduciendo, pero preferiblemente sólo hasta el garaje más cercano. Si el muelle se rompe, el amortiguador tiene que soportar toda la carga y se desgasta rápidamente. Un nuevo amortiguador es significativamente más caro que un nuevo muelle de suspensión, por lo que tiene sentido sustituir el muelle de suspensión roto rápidamente. Nota: Los dos muelles deben sustituirse siempre al mismo tiempo por eje.

Mano de obra/materialMuelles de suspensión delanterosMuelles de suspensión traseros
Ambos muellesDe 80 € a 350 €De 60 € a 220 €
Tiempo de trabajo para la instalaciónDe 1 a 2 horasDe 1 a 2 horas
Coste mano de obraDe 50 € a 400 €De 50 € a 400 €
Coste totalDe 130 € a 750 €De 110 € a 620 €

¿Tienes un coche del grupo Volkswagen? Aquí: ¿qué son los números PR? y ¿cómo encontrarlos?


Instrucciones para cambiar un muelle de suspensión

Importante 

Solo los profesionales o al menos los mecánicos muy experimentados deberían atreverse a desmontar el amortiguador. Los muelles de los amortiguadores están muy tensos. Si un resorte de este tipo salta, existe el riesgo de sufrir lesiones graves (¡peligro de muerte!).

En el caso ideal, deberás tener a tu disposición una plataforma elevadora de un taller de alquiler. La plataforma elevadora te permitirá trabajar en tu coche a la altura de los ojos.

Consideraciones

  • Nivel de dificultad: intermedio.
  • ¿Se necesitan herramientas especiales? Sí, un compresor de muelles.
  • ¿Es necesaria una plataforma o foso de elevación? Sí, una plataforma elevadora.

Instrucciones

Las siguientes instrucciones son para cambiar los muelles de la suspensión delantera. El cambio de los muelles traseros puede variar de un modelo de coche a otro.

  1. Levanta el vehículo con un gato y retira las ruedas del eje correspondiente.
  2. Desconecta todas las líneas que pasan por el amortiguador (por ejemplo, para los sensores/el líquido de frenos).
  3. También puede ser necesario desenganchar los estabilizadores.
  4. Afloja los tornillos situados por encima del amortiguador del soporte del puntal, pero no los retires todavía.
  5. Desmonta la unión atornillada inferior del amortiguador, que está fijada al muñón del portarruedas/eje.
  6. Retira la unión atornillada superior del soporte del puntal del paso 3 y empuja el soporte de la rueda/el muñón del eje hacia abajo. Retira el amortiguador incluyendo el muelle helicoidal (es decir, el puntal) hacia abajo.
  7. Asegúrate de apoyar el nudillo de la dirección para que ninguna de las líneas se dañe al colgar.
  8. Precarga (comprime) el muelle de suspensión antiguo con un compresor de muelles, afloja el cojinete de soporte del puntal de suspensión.
  9. Retira el muelle de la suspensión.
  10. Instala el muelle de suspensión nuevo en orden inverso.

Nuestro consejo: si cambias los muelles y los amortiguadores no son nuevos, te recomendamos cambiar los amortiguadores a la vez y viceversa.

Tipos de muelles de suspensión

Muelles helicoidales o en espiral

El muelle helicoidal es el tipo de muelle más utilizado en los turismos. Se enrolla en espiral y a menudo forma una unidad junto con un amortiguador, que se llama puntal. El muelle es el responsable del confort de marcha y de la altura del vehículo.

Muelles de ballesta o parabólicos

Los muelles de ballesta se encuentran entre los muelles de chasis más antiguos y se utilizaban principalmente en los carruajes, pero también en los turismos. La ballesta se compone de varias capas de muelles dispuestas una encima de otra. Para la amortiguación del muelle, hay otra capa de goma entre las capas del muelle.

Barra de torsión/resortes de torsión

Los muelles de torsión, también llamados resortes de torsión, son muelles en forma de barra fabricados con un acero especial. Bajo carga, la varilla se retuerce y, por tanto, acumula una fuerza de resorte. Los muelles de barra de torsión se utilizan principalmente en caravanas y remolques, pero en el pasado también se instalaban en turismos, por ejemplo en el Volkswagen Escarabajo o el Volkswagen Bus T2.

Muelles neumáticos

Los muelles neumáticos utilizan una bolsa de aire para la suspensión. Este fuelle permite ajustar la altura del vehículo de forma individual, lo que supone una gran ventaja con cargas pesadas, ya que permite mantener el recorrido efectivo del muelle. Desgraciadamente, este tipo de suspensión es compleja y costosa, por lo que sólo se encuentra en los vehículos de lujo o en el sector de vehículos comerciales.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuestan los muelles de suspensión y qué fabricantes son recomendables?

Los muelles del chasis se deben sustituir por parejas. Los muelles de suspensión delantera cuestan entre 80 y 350 euros, y los traseros entre 60 y 220 euros, siempre dependiendo del modelo de coche y del fabricante de las piezas. Los fabricantes recomendados son SACHS, BILSTEIN y MONROE.

Comparar marcas de muelles de suspensión »

¿Cuándo hay que cambiar los muelles de suspensión?

No hay un intervalo de sustitución prescrito. El momento de cambiar un muelle de suspensión depende depende de la tensión y el kilometraje, etc. Sin embargo, los muelles deben sustituirse al menos cada seis años o cada 100.000 km (lo que ocurra primero).

¿Cómo reconocer cuándo hay que cambiar el muelle de suspensión? »

¿Por qué hay que cambiar los muelles de suspensión por parejas?

Si los muelles de la suspensión tienen la misma edad y están en el mismo buen estado, la seguridad de conducción y el confort de marcha son mayores. Además, los nuevos muelles de la suspensión evitan que los amortiguadores se desgasten demasiado rápido.

Leer más información al respecto »

¿Se puede conducir con un muelle de suspensión roto?

Puedes seguir conduciendo, pero debes sustituir el muelle o los muelles lo antes posible ya que, de lo contrario, los amortiguadores se verán afectados. Si los amortiguadores también tienen un tiempo, es una buena idea sustituir ambos.

Imagen: Matis75/Shutterstock.com


Exención de responsabilidad:

DAPARTO no será responsable de ninguna pérdida, lesión o daño a la propiedad que surja durante el proceso de reparación o reemplazo como resultado del mal uso o mala interpretación de la información proporcionada.

La información es solo para fines informativos y no puede reemplazar a un especialista. DAPARTO no se hace responsable del uso incorrecto o peligroso de equipos, herramientas y repuestos. DAPARTO recomienda que todas las reparaciones se lleven a cabo con cuidado y de acuerdo con todas las normas de seguridad.


4.8÷5 – (5 votos)